LOS VECINOS, DESESPERADOS, SE HAN DIRIGIDO AL PP PARA CONSEGUIR UNA SOLUCIÓN

Los vecinos de Getafe Norte no pueden ni dormir por el ruido, las peleas y los botellones

- por Getafe Diario: 17/10/2017 -
Los vecinos de Getafe Norte no pueden ni dormir por el ruido, las peleas y los botellones
Los vecinos de Getafe Norte no pueden ni dormir por el ruido, las peleas y los botellones

En torno a 200 familias de la zona presentan un escrito en el Ayuntamiento para protestar por el abandono del barrio. Los vecinos, hartos de esta situación, han plasmado sus quejas en diferentes escritos en los que relatan su desesperación ante los comportamientos incívicos que se dan hasta altas horas de la madrugada. “No se puede permitir que Getafe Norte se convierta en una discoteca al aire libre porque suele ser frecuente que coches aparcados en la calle pongan música a todo volumen a cualquier hora la noche”, ha dicho el edil del PP Rubén Maireles. El Partido Popular pidió en mayo una ordenanza de convivencia para erradicar actitudes incívicas, pero el Gobierno de Sara Hernández sigue de brazos cruzados cerca de medio año después

Los vecinos de Getafe Norte no pueden ni dormir por el ruido, las peleas y los botellones

En torno a 200 familias de Getafe Norte han presentado en el Ayuntamiento un escrito para protestar por el abandono del barrio, en donde ni siquiera se puede descansar por la noche debido al ruido de la calle, a la música en los coches, a las peleas y a los botellones que se organizan.

Los vecinos, desesperados ante la inacción de la alcaldesa Sara Hernández, se han dirigido al Partido Popular de Getafe para conseguir una solución a fin de que se garantice el descanso nocturno y la seguridad en el barrio.

 “Es incomprensible la falta de interés de la alcaldesa ante la angustia de los vecinos, que desde hace meses ni siquiera pueden dormir por la noche ni se sienten seguros en su propio barrio”, ha dicho el concejal del PP Rubén Maireles.

Los vecinos de Getafe Norte, además, han denunciado que el Gobierno de Sara  Hernández ni siquiera les recibe para atender sus quejas.

“El ninguneo del PSOE de la alcaldesa hacia las demandas vecinales es otra prueba de que los este Gobierno  ni quiere ni puede gobernar Getafe”, ha afirmado Maireles.

Los vecinos, hartos de esta situación, han plasmado sus quejas en diferentes escritos presentados en el Ayuntamiento en los que relatan su desesperación ante los  comportamientos incívicos que se dan en la zona hasta altas horas de la madrugada.

“No se puede permitir que Getafe Norte se convierta en una discoteca al aire libre porque suele ser frecuente que coches aparcados en la calle pongan música a todo volumen a cualquier hora la noche”, ha manifestado el edil del PP.

"Otra consecuencia de esta situación es que, a la mañana siguiente, el barrio amanece en un evidente estado de suciedad", dice Maireles.

Con el fin de erradicar comportamientos incívicos en los barrios, el Partido Popular de Getafe presentó el pasado mes de mayo una proposición plenaria en la que se pedía la elaboración de una ordenanza de convivencia.

La iniciativa pretende dotar a la Policía Local de un marco normativo para actuar ante actitudes incívicas que perturban la tranquilidad en barrios como Getafe Norte, Juan de la Cierva, Centro, La Alhóndiga, Las Margaritas o San Isidro.

"No basta un plan político de convivencia, como pretende Sara Hernández, sino que hay que establecer un verdadero instrumento para que los agentes intervengan y actúen", dice el edil popular.

“Cerca de medio año después de que el pleno aprobase la propuesta del PP, el PSOE de Sara Hernández sigue de brazos cruzados, lo que ha provocado que la situación se haya agravado”, ha manifestado Rubén Maireles.

Hasta que finalmente se elabore la citada ordenanza, el Partido Popular propone dotar a Getafe Norte de una mayor presencia policial, sobre todo por las noches, con el fin de crear un efecto de disuasión y garantizar un derecho tan básico como el descanso de los vecinos.

Los vecinos de Getafe Norte no pueden ni dormir por el ruido, las peleas y los botellones