SUCESOS - GETAFE

Muere en Getafe de un infarto al defender a un anciano que era agredido por un grupo de jóvenes

- por Getafe Diario: 25/01/2017 -

El vecino de Getafe, de 69 años, Mariano, se encontraba paseando acompañado de su mujer, Isabel, por las inmediaciones de la estación cuando fue testigo del ataque de varios jóvenes a una persona mayor, cerca del ascensor que da entrada a la estación de metro de Alonso de Mendoza

Muere en Getafe de un infarto al defender a un anciano que era agredido por un grupo de jóvenes

Muere en Getafe de un infarto al defender a un anciano que era agredido por un grupo de jóvenes

Mariano tenía 69 años de edad y ha perdido la vida de un infarto después de que, durante la tarde de ayer martes,  intentara defender a un anciano que estaba siendo zarandeado por un grupo de unos cinco jóvenes, según testigos presenciales de los hechos acaecidos, cerca del ascensor que da entrada a la estación de metro de Alonso de Mendoza, en la zona sur del barrio de San Isidro de Getafe, colindante con la carretera de Toledo.

El vecino de Getafe se encontraba paseando acompañado de su mujer, Isabel, por las inmediaciones de la estación, residentes en la calle Cóndor, apenas a tres centenares de metros de donde Mariano se dejó la vida, cuando fue testigo del ataque de varios jóvenes a una persona mayor. Se dispuso a intervenir en defensa del anciano, pero lo único que consiguió fue convertirse en la segunda víctima de los asaltantes.

Fuentes municipales, sin embargo, rebajaron la cifra de sospechosos a tres: se trataría de un menor de raza negra que se encontraba discutiendo junto a otras dos chicas con el anciano, cuando el varón sexagenario se acercó a mediar, una de ellas le propinó una bofetada que le provocó una parada cardiorespiratoria. Fuentes de Emergencias 112 precisaron por su parte que el agredido recibió un empujón de los asaltantes que le hizo caer al suelo.

La llamada al teléfono de emergencias se produjo a las 17.06 horas, varios efectivos del Summa se acercaron al lugar de los hechos para atender a los agredidos. A pesar de practicarle reanimación cardiopulmunar durante media hora, el Summa no pudo hacer nada para salvar la vida al hombre que sufrió el infarto. El varón de avanzada edad, que era quien originalmente tenía la disputa con los agresores, ha salido indemne del altercado.

Los menores, que actualmente se encuentran en paradero desconocido tras salir huyendo del lugar de los hechos, están intentando ser identificados por las autoridades.
Agentes de la Policía Científica y de la Brigada de Homicidios se trasladaron a la zona para interrogar a los testigos y recabar toda la información posible que les pudiera ser útil para seguir la pista de los sospechosos.

¿REALMENTE LA DELINCUENCIA DESCIENDE EN GETAFE?

Es evidente que, pese a lo que de manera machacona se viene pregonando desde el Ayuntamiento de Getafe, la delincuencia convive con los ciudadanos de Getafe codo con codo.

Pese a, perseverantemente querer hacer comulgar con ruedas de molino a la población dando a entender que la reducción de los delitos en nuestro municipio según el Consistorio es notoria, lo cierto es que, un día sí y otro también, los actos delictivos se suceden y sitúan a Getafe en el disparadero de los medios de comunicación nacionales, sin olvidarnos de los delitos menores que apenas tienen repercusión en el conocimiento de la ciudadanía.

La realidad es machacona y, por mucho que se intente enmascarar, un hecho como el acaecido ayer, no exento de un gran infornunio incontrolable, deja patente lectura de una realidad ante la que no debiera anteponerse el beneficio político, por mucho que esta lectura parezca que resulte imposible que pueda darse en el citado ámbito.

Ahora vendrán la riada de reconocimientos hacia un vecino ejemplar, Mariano, que vio segada su vida por auxiliar a otro semejante. Pero para Isabel, su viuda, tal vez no basten reconocimientos a posteriori, poco o nulo consuelo reportarán.

Si desde el Ayuntamiento de Getafe, tras casi 20 meses desde que Sara Hernández asumiese la alcaldía, se hubiesen puesto todos los medios disponibles al alcance de su mano con el objetivo prioritario de mejorar el área de seguridad ciudadana, reforzando el área que le compete de Policía Local, algo podría haber sido diferente a día de hoy. A buen seguro no se hubiese evitado una desgracia como la vivida ayer en nuestro municipio, pero a ciencia cierta en Getafe se tendría la sensación que desde el poder público se hace algo más que lo hecho hasta el momento en dar una mejor cobertura a la seguridad de todos.