Ángel Garrido presidió su último Consejo de Gobierno al frente de la Comunidad de Madrid
Ángel Garrido presidió su último Consejo de Gobierno al frente de la Comunidad de Madrid

MADRID

Ángel Garrido presidió su último Consejo de Gobierno al frente de la Comunidad de Madrid

Un Consejo de Gobierno en el que se han aprobado los decretos que regularán las salas de juego y casas de apuestas, la flexibilización del sector del taxi para hacerlo más competitivo y los pisos turísticos, así como, entre otros decretos, varios educativos entre los que sobresale el de la escolarización hasta los tres años que pasará a ser gratuita

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, presentará su dimisión ante la presidenta de la Asamblea, Paloma Adrados este jueves, por lo que hoy miércoles ha presidido su último Consejo de Gobierno.

El presidente se mostró "agradecido" y "emocionado" en su despedida, en la que cedió "los mandos de la nave" a su número dos, Pedro Rollán. Él, agradecido, le devolvió los piropos al señalar que "solo quien tiene el pulso firme es capaz de, en momentos extraordinariamente difíciles y complicados, abordarlos y superarlos con total normalidad". Una gran ovación acompañó las palabras del todavía vicepresidente, que agradeció la labor de su jefe, de quien, dijo, ha aprendido mucho.

Un Consejo de Gobierno en el que se han aprobado los decretos que regularán las salas de juego y casas de apuestas, la flexibilización del sector del taxi para hacerlo más competitivo y los pisos turísticos, entre otras numerosas cuestiones.

El último Consejo de Gobierno al mando de Ángel Garrido ha aprobado este martes la gratuidad de las escuelas infantiles de la región, la asignación para los cheques guardería y el nuevo cheque Bachillerato y el decreto que regula los conciertos educativos.

Ángel Garrido presidió su último Consejo de Gobierno al frente de la Comunidad de Madrid

El Consejo de Gobierno ha aprobado también este martes el decreto que regula la financiación del primer ciclo de Educación Infantil 0-3 años en los centros públicos madrileños, que garantiza su gratuidad desde el próximo curso escolar 2019/20.

Así lo ha anunciado el presidente autonómico, Ángel Garrido, tras la rueda de prensa llevada a cabo tras presidir su último Consejo de Gobierno como máximo dirigente regional, dado que dimitirá este mismo jueves para ir en las listas del PP al Parlamento Europeo.

Según Garrido, esta medida beneficiará a las alrededor de 50.000 familias que se prevé que escolaricen a sus hijos de hasta 3 años de edad en los centros de titularidad pública a partir del próximo curso escolar, y que no tendrán que abonar ninguna cuota de escolarización sino únicamente los gastos por el horario ampliado o los servicios de comedor. Estos precios se aprobarán próximamente antes del inicio del nuevo curso escolar. Serán cerca de 53 millones de euros en 2019 los que la Comunidad invertirá para que esta escolaridad en las Educación Infantil pública madrileña sea gratuita. Esta medida beneficiará a los alumnos del primer ciclo de Educación Infantil en los centros de titularidad autonómica, municipal y de otras instituciones con las que se mantienen convenios de colaboración.

Además de la gratuidad de las Escuelas Infantiles, la Comunidad de Madrid facilita la conciliación familiar y laboral a través de los conocidos como cheques de Educación Infantil, a los que va a destinar 36.650.000 euros para el próximo curso, lo que permitirá conceder hasta 33.300 ayudas económicas a niños madrileños de entre 0 y 3 años.

Las cuantías de las becas serán de 100 o de 160 euros mensuales en función de la renta y, en su concesión, se tendrá especialmente en cuenta a las familias en las que trabajen ambos cónyuges. Estas ayudas están destinadas a las familias cuyos hijos hayan nacido antes del 1 de noviembre de 2018 y vayan a matricularse en cualquiera de los cursos del primer ciclo de Educación Infantil en centros de titularidad privada autorizados por la Comunidad de Madrid.

Además, la Comunidad de Madrid pondrá en marcha el cheque-bachillerato el próximo curso 2019/2020, con una cuantía máxima de 3.000 euros anuales por beneficiario. El Consejo de Gobierno ha dado luz verde a una inversión de 4,5 millones de euros, que permitirá que alrededor de 1.500 alumnos "con dificultades socioeconómicas puedan continuar sus estudios en el centro que elijan". Se podrán acoger a esta ayuda los alumnos que hayan estudiado 4º curso de Educación Secundaria Obligatoria en la Comunidad y que soliciten cursar 1º de Bachillerato en un centro privado de la región, aunque posteriormente se extenderá a toda la etapa post-obligatoria. La estimación inicial es de 1.500 beneficiarios para el próximo curso y 3.000 para el 2020/21.

Los requisitos para solicitar estas ayudas son estar matriculado o tener reserva de plaza; no ser repetidor de 1º de Bachillerato; y no superar el límite de renta per cápita familiar de 10.000 euros. De esta manera, el Ejecutivo regional pretende "paliar los obstáculos económicos que puedan tener algunas familias para garantizar que sus hijos, continúen Bachillerato en el centro de su elección". De esta forma, "se garantiza la libertad de elección de centro y el pleno derecho a la educación sin restricciones derivadas de la situación económica de la familia".

Además, se beneficiará a las personas que tengan una discapacidad, debidamente acreditada, igual o superior al 33 por ciento, o que acrediten la condición de víctima de violencia de género, víctima del terrorismo, estar sujeto a protección internacional o cuando el alumno para el que se solicita la beca se encuentre en situación de acogimiento familiar.

El Cheque-Bachillerato se concederá en función de la puntuación obtenida y que será de 4 puntos para rentas per cápita de hasta 5.000 euros; 2,5 puntos para rentas per cápita de entre 5.000 y 7.500 euros; y de 1 punto para rentas de entre 7.500 y 10.000 euros. Además, si el alumno ha realizado 4º de ESO en el mismo centro en el que va a cursar Bachillerato se le concederá otro punto. La cuantía de las becas será de un máximo de 3.000 euros anuales por beneficiario y se concederá para el periodo escolar comprendido entre el 1 de septiembre de 2019 y el 30 de junio de 2020. Las ayudas podrán solicitarse en los próximos días, una vez sea publicada la convocatoria en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM).

El Consejo de Gobierno ha aprobado en su reunión celebrada este martes el decreto que regula el régimen de conciertos educativos en la región, que entrará en vigor el próximo curso y que "se adapta las necesidades actuales manifestadas por la comunidad educativa". Así lo ha anunciado Rollán en la rueda de prensa, quien además ha hecho hincapié en que se trata de la primera vez que la Comunidad de Madrid aprueba un decreto que regula el ordenamiento de estos conciertos. Rollán ha remarcado que el texto reconoce la libertad de enseñanza y la libertad de elección de centro así como la complementariedad con la oferta de los centros públicos.

Según ha detallado el Gobierno regional, durante este curso escolar, el 30 por ciento de los alumnos madrileños, alrededor de 365.000, cursan estudios en centros concertados por la Comunidad de Madrid. El criterio principal para el acceso al régimen de conciertos seguirá siendo la demanda de este tipo de educación por parte de las familias madrileñas. Asimismo, el nuevo texto ratifica una serie criterios adicionales de preferencia.

El primero de ellos tiene como beneficiarios a aquellos centros que atiendan a poblaciones escolares de condiciones económicas desfavorables. En esta misma situación, se encuentran aquellos centros que desarrollen proyectos de interés pedagógico, y en especial, los relacionados con la atención de alumnos con necesidades específicas de apoyo educativo. Una vez aplicados los criterios anteriores, se considerarán con carácter preferente en los accesos a conciertos educativos los centros que funcionen en régimen de cooperativa, entidades sin ánimo de lucro, y los que acrediten experiencia como titular de otros centros docentes autorizados por la Administración de, al menos, dos cursos académicos.

El nuevo decreto subraya los principios básicos que regulan el régimen de las actividades complementarias, extraescolares y los servicios complementarios. Recuerda también a los centros la imposibilidad de que pueda imponerse a las familias la obligación de hacer aportaciones económicas a fundaciones o asociaciones, o destinadas a servicios obligatorios asociados a las enseñanzas. Además, la Comunidad insta a los centros a garantizar la claridad y transparencia en las informaciones acerca de las actividades a las familias a través de cualquier medio de comunicación oficial. A través del documento también se establecen aspectos como la vigencia de los conciertos educativos, que en todas las etapas educativas será de seis años, su ejecución, modificación y renovación.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y nuestros servicios al usuario. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. CONSENTIR - RECHAZAR - VER MÁS