Hace 80 años que Hitler inició la Segunda Guerra Mundial atacando Polonia en venganza por la humillación de Versalles
Hace 80 años que Hitler inició la Segunda Guerra Mundial atacando Polonia en venganza por la humillación de Versalles ”  

MADRID

Hace 80 años que Hitler inició la Segunda Guerra Mundial atacando Polonia en venganza por la humillación de Versalles

El 1 de septiembre de 1939 las tropas germanas cruzaron la frontera de Polonia y ocho días más tarde ya sitiaban Varsovia. Las amenazas de Reino Unido y Francia para que se retiraran se quedaron sólo en advertencias y en una declaración de guerra. Hitler comenzó así, junto con la anexión de Austria un año y medio antes, a cumplir su sueño de la Gran Alemania: la nación que reuniría en su seno a todos los germanos. La venganza por la humillación de Versalles.

Dos décadas desde finalizada la Primera Guerra Mundial, la Alemania del Führer dio comienzo al conflicto más cruento de la Historia, en el que se calcula que murieron unos 60 millones de personas. La Gran Guerra —la Primera— que puso punto final a la Europa que se conocía hasta entonces no tardó demasiado en perder su apelativo. El 1 de septiembre de 1939 las tropas germanas cruzaron la frontera de Polonia y ocho días más tarde ya sitiaban Varsovia. Las amenazas de Reino Unido y Francia para que se retiraran se quedaron sólo en advertencias y en una declaración de guerra. Hitler comenzó así, junto con la anexión de Austria un año y medio antes, a cumplir su sueño de la Gran Alemania: la nación que reuniría en su seno a todos los germanos. La venganza por la humillación de Versalles.

Su pueblo, el mismo que le dio 13 millones de votos en 1932 y un año después el poder casi absoluto para levantar el Tercer Reich, no aceptaba la derrota de 1918 ni las férreas medidas que les impuso el tratado de paz: la pérdidas de territorios coloniales, de los enclaves europeos de Alsacia y Lorena y el pago de elevadas sumas al ser considerados los únicos culpables de la contienda. Tampoco el recorte de su poderío militar que, con permiso de los antiguos enemigos, el líder nazi consiguió burlar. Todo ello unido a la crisis económica que había dejado tras de sí el crack mundial de 1929 y que la República de Weimar no pudo neutralizar.

La excusa para la entrada en Polonia fue un supuesto ataque a una emisora de radio alemana para el que disfrazaron a presos comunes y que nadie creyó. Su plan era atacar por tres flancos: por la ciudad de Danzig (con elevada población alemana), por el oeste y por el sur. Se estrenó la 'Blitzkrieg' o 'guerra relámpago': las fuerzas acorazadas apoyadas por bombardeos frente al Ejército polaco, aún amparado en su caballería. Las cifras resultan demoledoras: más de 3.000 tanques en un bando y 600 carros de combate en el otro.

Otra ayuda se mantenía como cláusula secreta en el acuerdo de no agresión firmado entre la URSS y Berlín en agosto, con la que se repartían literalmente el país. Stalin entró por la parte oriental el 17 de septiembre para llevarse su parte del territorio. El régimen comunista sólo cambió de lado cuando Hitler, en julio de 1941, invadió sus dominios. A pesar de la defensa férrea, la capital polaca cayó el 1 de octubre y el día 6 se rindieron las últimas unidades que aguantaban la embestida. El Gobierno se exilió en Rumanía y se formó un importante movimiento de resistencia que apoyó a los Aliados frente al Eje. Los historiadores señalan que cuando terminó la guerra en 1945 habían muerto cerca de seis millones de polacos y se había destruido el 80% de sus ciudades. Polonia acogió, además, uno de los campos de concentración más terribles, el de Auschwitz-Birkenau, en el que se segó la vida de tres millones de personas.

Hace 80 años que Hitler inició la Segunda Guerra Mundial atacando Polonia en venganza por la humillación de Versalles ”  

 

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y nuestros servicios al usuario. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. CONSENTIR - RECHAZAR - VER MÁS