La  Plataforma  por  la  Escuela  Pública  de  Getafe  muestra su preocupación ante el regreso a las aulas en septiembre
La  Plataforma  por  la  Escuela  Pública  de  Getafe  muestra su preocupación ante el regreso a las aulas en septiembre

GETAFE

La Plataforma por la Escuela Pública de Getafe muestra su preocupación ante el regreso a las aulas en septiembre

La Plataforma por la Escuela Pública de Getafe quiere manifestar su preocupación por cómo se organizará el próximo curso escolar, cómo será la vuelta a las aulas y pide que se realice un trabajo cooperativo entre administraciones, organismos, afectados y sectores competentes en esta materia para acometer tal fin.

La  Plataforma  por  la  Escuela  Pública  de  Getafe  quiere  manifestar  su  preocupación  por  cómo  se organizará el próximo curso escolar, cómo será la vuelta a las aulas y pide que se realice un  trabajo cooperativo  entre  administraciones,  organismos,  afectados  y  sectores  competentes  en  esta  materia para acometer tal fin.

La pandemia del COVID19 ha impuesto una nueva normalidad con la que tendremos que convivir hasta que se descubra una vacuna y se controle el desarrollo de la enfermedad.

Durante  estos  meses  de  confinamiento  hemos  observado  cómo  ante  la  crisis  sanitaria,  económica  y social, motivada por la pandemia, se han decretado medidas, elaborado planes, creado comisiones de reconstrucción, para dar una respuesta a las situaciones que se han planteado en el mundo del trabajo, del empleo, de la salud, de las relaciones sociales…, No ha sucedido lo mismo con la educación, en este tiempo de aislamiento también se ha producido una crisis educativa:  la enseñanza online ha puesto al descubierto  la  brecha  tecnológica  y  la  desigualdad  en  los  recursos  de  aprendizaje  que  existe  en nuestro sistema educativo, como un reflejo de la brecha social.

Por todo ello, para afrontar el nuevo curso, contando con todo lo que hemos aprendido en estos días, y garantizar una educación para todos y todas que compense las carencias sufridas durante el confinamiento, es imprescindible ahora un plan de inversión presupuestaria, extraordinario, en la educación pública.

Consideramos que es necesario que exista una coordinación entre diferentes administraciones, local y autonómica, con los representantes de los centros, del profesorado, sindicatos, servicios sanitarios y de prevención, FAPA, etc., para que haya unas instrucciones claras de inicio de curso,  que garanticen el derecho a la educación de todo el alumnado de las diferentes etapas primando la seguridad y la salud de todos los sectores implicados: escolares, profesionales de todo tipo y familias.

Creemos sin embargo que el Acuerdo Sectorial del Ministerio con las Comunidades autónomas, para el inicio del próximo curso escolar, supone un relajamiento de las medidas de seguridad que venían siendo  defendidas  hasta  ahora  por  las  autoridades  sanitarias  y  el  propio  Ministerio.  Esto  supone  un sensible  aumento  de  las  posibilidades  de  contagio  de  toda  la  comunidad  educativa  que  revertiría inevitablemente en toda la sociedad.

1.  Consideramos  que  el  aumento  hasta  20  de  la  ratio  de  alumnado  sólo  obedece  a  criterios  económicos  y  proponemos  que  se  siga  manteniendo  en  10-15  alumnos  y  que  se  contrate  el número de docentes necesarios para ello, así  como, otros perfiles profesionales que la nueva situación requiere. (enfermero/a, orientador/a, profesorado especialista PT, AL, PTSC, TIS)

2.  En  este  contexto  los  2.000  millones  anunciados  por  el  Ministerio  de  Educación  nos  parecen insuficientes,  pero  las  CCAA  y  los  ayuntamientos  también  deben  contribuir.  En  concreto  la Comunidad de Madrid que siendo la más rica de España es la que menos invierte en Educación.

También el Ayuntamiento de Getafe tendrá que aportar la parte que le corresponda en función de las necesidades de la comunidad educativa de este municipio.

3.  De igual manera rechazamos que se rebaje a 1,5 metros la distancia entre el alumnado, habida cuenta de la imprevisibilidad de su comportamiento, más en la etapa de E. Infantil pero también en toda la enseñanza obligatoria.

4.  Creemos  que  el  planteamiento  de  la  utilización  de  “espacios  comunes”  entraña  un desconocimiento de la realidad ya que en buena parte de los centros de nuestra Comunidad todos los espacios están ya siendo utilizados, debido a la política cicatera  de la Consejería de Educación en la construcción de centros públicos y el cierre de aulas y centros completos cuando las ratios bajan.

5.  Otras medidas, como la ventilación de aulas o la utilización de espacios abiertos, son medidas que sólo pueden ser tomadas cuando la climatología lo permita y por tanto no resuelven el problema de la masificación.

6.  Para la educación infantil y alumnado de NEE se deben arbitrar medidas especiales, ya que los principios  básicos,  (distancia  social,  uso  de  mascarillas,  lavado  frecuente  de  manos…)  no  se pueden aplicar por las características específicas y las edades de estos niños y niñas.

7.  Nos  oponemos  a  que  se  cargue  sobre  los  equipos  directivos  la  responsabilidad  de  la organización de la seguridad sanitaria del centro, así como de la implementación del Plan de Prevención  de  Riesgos  Laborales,  por  cuanto  su  capacitación  es  pedagógica,  educativa  y administrativa.  Exigimos  que  la  administración  educativa  competente  aporte  la  formación específica necesaria a todo el personal de los centros educativos (docentes y no docentes), así como los recursos humanos necesarios en el Servicio de Prevención, de forma que éste pueda ser un servicio de apoyo y asesoramiento a los y las responsables de los centros educativos.

8.  Nos  parece  insuficiente  el  protocolo  de  limpieza  establecido  para  los  centros.  Creemos  que limitar la limpieza de centros a una sola vez al día y tres veces los lavabos es irresponsable y que el  mantenimiento  de  la  higiene  en  los  centros  exige  que  haya  personal  de  limpieza permanente en cada centro.

También será necesario una vez iniciado el curso escolar:

9.  Revisar  el  currículo  y  elaborar  planes  educativos  para  la  atención  del  alumnado  que  se  ha quedado atrás y no ha seguido el ritmo de las actividades durante estos meses.

10. Reforzar los programas de apoyo a la escuela y replantear las actividades extraescolares

11. Dotar a los centros y las familias de los recursos materiales necesarios para poder realizar el proceso  de  enseñanza  aprendizaje  en  condiciones  de  equidad  (dispositivos,  conectividad, plataformas asequibles para todos). 

Nos preocupa sin embargo que la Comunidad de Madrid no haya suscrito este acuerdo, porque lo que persigue es rebajar aún más las medidas de protección, aumentando ratios sin respetar distancias.

Buena muestra de ello es que en el proceso de admisión no se haya tenido en cuenta la situación de pandemia en que nos encontramos y se hayan mantenido las mismas ratios y además no esté previsto la contratación de más personal de distintos perfiles (PTSC, Orientadores, DUEs, TIS…).

En este tiempo de confinamiento, la comunidad educativa, está viendo cómo se ven cercenados sus derechos de participación. Exigimos que la gestión de los recursos que reciba la Comunidad de Madrid se  haga  con  la  suficiente  transparencia  y  participación  de  los  sectores  educativos  afectados  y  que sean utilizados para reforzar la Escuela Pública que es la escuela de todos y todas.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y nuestros servicios al usuario. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. CONSENTIR - RECHAZAR - VER MÁS