ANTONIO JOSÉ MESA - PP GETAFE

Un año perdido, por Antonio José Mesa

- por Getafe Diario: 10/12/2016 -
Un año perdido, por Antonio José Mesa

Como si del caballo de Atila se tratara, los socialistas han arrasado con un tiempo precioso, lleno de oportunidades y con una mejor coyuntura económica para propulsar nuestra ciudad. La falta de criterio, las ocurrencias, la falta de un proyecto claro de ciudad, un equipo con escasas capacidades, las luchas intestinas de los socialistas y el entretenimiento de Sara Hernández al frente del PSOE madrileño, han sido los detonantes que han hecho del 2016 un año perdido para los intereses de la ciudad y de sus vecinos

Un año perdido, por Antonio José Mesa

Imagen: Sara Hernández junto a Pedro Castro

Diciembre se convierte en un mes donde toca echar la mirada atrás para ver lo que hemos hecho o hemos dejado de hacer durante el año. En Getafe, el Partido Popular también revisa el balance de gestión de los socialistas tras completar este periodo al frente del consistorio y sacamos la siguiente conclusión: un año perdido y una incapacidad manifiesta para saber aferrarse al tren de la recuperación económica que vive nuestro país.

Como si del caballo de Atila se tratara, los socialistas han arrasado con un tiempo precioso, lleno de oportunidades y con una mejor coyuntura económica para propulsar nuestra ciudad. La falta de criterio, las ocurrencias, la falta de un proyecto claro de ciudad, un equipo con escasas capacidades, las luchas intestinas de los socialistas y el entretenimiento de Sara Hernández al frente del PSOE madrileño, han sido los detonantes que han hecho del 2016 un año perdido para los intereses de la ciudad y de sus vecinos.

Desde la llegada de Sara Hernández a la alcaldía en 2015, gracias a los votos de Izquierda Unida y Ahora Getafe (la marca blanca de Podemos en la localidad), nuestra ciudad ha ido sufriendo un continuado retroceso. El aumento de impuestos, de tasas y precios públicos, el radicalismo practicado a la hora de defender cuestiones esenciales que nos definen como españoles y la desidia a la hora de mantener la ciudad bien limpia y protegida, les hace merecedores de un suspenso sin paliativos.

El sectarismo ideológico que conlleva aplicar recetas económicas caducas y que han demostrado ser fracasadas durante muchos periodos de tiempo en nuestra etapa democrática, no puede seguir imponiéndose, a base de rodillo, por los alcaldes socialistas con la ayuda cómplice de comunistas y populistas. La libertad económica se hace fundamental en cualquier lugar para crear riqueza, empleo y bienestar social.

Ese sectarismo ideológico queda probado con el intento de machacar con impuestos abusivos al tejido empresarial de la ciudad y a los sectores que generan empleo, quienes tendrán que pagar el doble de IBI el año que viene. Así muchos hoteles, comercios y hosteleros se verán afectados por esta injusta medida y muchos de ellos se verán abocados a echar el cierre si ven mermados sus escasos márgenes tras los años de dura crisis económica vividos, con la consecuente destrucción de empleos que ello conlleva.

Presos de este fanatismo ideológico, son artífices de subir al doble el IBI del hospital de Getafe, aquellos que dicen defender la sanidad pública... Centros de salud, residencias y equipamientos sociales, no escapan a la voracidad fiscal de la izquierda de Getafe.

Frente a la subida de impuestos y la asfixia recaudatoria de la coalición de izquierdas, el Partido Popular de Getafe quiere más libertad económica. La esencia de ese patrón económico, imperfecto pero exitoso, nos guio al gobierno municipal de Getafe durante la anterior legislatura. Nadie duda de que la política económica y fiscal impulsada entre 2011 y 2015 contribuyó a atraer nuevas inversiones y a aliviar la presión impositiva a las familias del municipio. Lo demostramos con la eliminación de la injusta ecotasa, con la reducción de impuestos y con la mayor bajada del IBI en la historia de la ciudad.

¿Por qué el PSOE, IU, Podemos y, lo esperado, también Ciudadanos quieren estrangular a base de sablazos fiscales a los generadores de empleo de Getafe? ¿Por qué quieren estrangular a impuestos a los edificios sanitarios dependientes de la Comunidad de Madrid que, como el hospital y los centros de salud, dan servicio a nuestros vecinos? ¿No se dan cuenta que eso va en detrimento de la salud de todos? ¿No reparan en el daño que hacen a los emprendedores y a las pymes con su decisión? ¿Son conscientes de que un incremento del IBI puede significar despidos en una empresa que atraviesa dificultades económicas?

Subir los impuestos supone dañar aún más la imagen del municipio, deteriorada por la evidente suciedad que se aprecia en las calles y la falta de mantenimiento en espacios públicos, así como por el aumento que ha experimentado la delincuencia, que de enero a septiembre ha crecido un 3,5 por ciento.

Frente a este desgobierno, el Partido Popular ofrece a todos los ciudadanos de Getafe un proyecto claro: queremos una ciudad más limpia, con un mejor mantenimiento, más segura y con menos impuestos. Sabemos hacerlo y presentamos el aval de haberlo conseguido en el pasado. Y ahora nos toca volver a hacerlo en el futuro.